Diego Maradona afirmó que Lionel Messi "es buenísimo", pero sentenció que él es "el mejor" futbolista "de todos los tiempos".

Maradona alimentó la polémica en torno de quién es el mejor jugador de la historia en una conferencia de prensa que dio en Nápoles adonde fue para intentar solucionar su situación con el fisco, que le reclama una suma cercana a los 30 millones de euros.

"Espero que Messi le dé a Argentina el Mundial, pero no será fácil porque lo conocen. En el último partido, el Milan le construyó una jaula. Para mí es un gran chico y es buenísimo, pero creo que el mejor de todos los tiempos soy yo", aseveró Maradona luego de causar una revolución entre los hinchas del Nápoli, que recuerdan su exitoso paso por ese club.

El ex capitán y entrenador del seleccionado argentino también se comparó con Pelé y señaló: "Jugaba contra futbolistas que no se movían...". Por otro lado, le pidió a la Justicia italiana que lo deje "caminar libre" por sus calles.

"Quiero volver a Italia con mi nieto y que vea Nápoles. Quiero que él sepa lo que ha hecho su abuelo y que no es recordado como un evasor fiscal. Quiero creer en la Justicia. Quiero pedir a la Justicia poder caminar libre por Italia y por Nápoles", expresó. Unos 300 simpatizantes se acercaron a la puerta del hotel donde dio la conferencia para brindarle su cariño.